AFP
(Foto: AFP)
3 Ago 2011 - 12:41am
De…James celebrar en el ‘Trencito’ de los octavos

Con goles de José Adolfo el ‘Trencito’ Valencia y James Rodríguez, Colombia derrotó a Malí y se convirtió en el primer clasificado para los octavos de final del Mundial Sub20 Colombia 2011.

Publicidad

La fiesta continúa. No fue goleada, tampoco con el mejor fútbol, pero los tres puntos llegaron a bordo del ‘Trencito’ tricolor: José Adolfo Valencia marcó el gol de la apertura y la magia de James Ródríguez confirmó la victoria y entre los dos llevaron a Colombia rumbo a los octavos de final del Mundial Sub20.

El primer clasificado para la segunda ronda no podía ser otro que el anfitrión, para que la fiesta nacional continúe por lo menos hasta el grupo de los 16 mejores y la ilusión siga el camino de la final. Y los héroes de la noche fueron el ‘Trencito’ y James, quienes pusieron a saltar a los hinchas y a todo un país que ahora sueña más con hacer de la fiesta mundialista una celebración nacional.

El ‘Trencito’ marcó el rumbo y la magia de James le dio manejo y puso el cerrojo del triunfo ante un equipo de Malí que aún tiene remotas posibilidades de clasificar como uno de los mejores terceros, pero que no ha mostrado el fútbol necesario como para meterse entre los 16 mejores del mundo juvenil, grupo en el que ya está el primer inscrito: Colombia.

Inicio apretado

La primera mitad fue manejada en una mayor parte por el elenco africano, pero en el resultado el dominio fue sudamericano, gracias a la genialidad del creativo Michael Ortega. La dinámica colombiana se vio sorprendida por la fortaleza maliense, que ya no jugó con tres defensas, sino que planteó una línea de cuatro, con un volante adelante, cuatro más después y un solo delantero, el grandote Kalifa Coulibaly.

Con ese planteamiento le cerró las bandas a la tricolor, le quitó el balón y lo manejó, pero sin la profundidad necesaria como para llegar al arco de Cristian Bonilla, mientras Colombia se aproximó en el minuto 13 con un remate de Muriel, el arquero Andul dio rebote y James no pudo definir.

Allí empezó a aparecer James, quien le metió un pase a Muriel, lo dejó solo ante el arquero, pero el remate salió desviado a los 21 minutos.

Y 60 segundos más tarde apareció la magia de Ortega, quien ‘cucharió’ el balón por encima de la defensa, en su tercer pase gol del torneo, pues dejó solo al ‘Trencito’ Valencia, que se sacó al arquero, definió y en la línea salvó Amara Konate, pero el balón le quedó de nuevo a Valencia, quien ahí sí concretó el gol.

La tribuna estalló en un solo grito de gol, la alegría de la fiesta mundialista de nuevo se vio en las gradas de El Campín de Bogotá, que otra vez respondió con los 40 mil espectadores, que celebraron y empezaron a hacer la ola con mayor euforia. Sin embargo, Colombia no se encontró en su fútbol, no se juntaron James y Michael, Arias no subió por la banda derecha y se presentaron errores en los volantes de marca y la defensa que los africanos no supieron aprovechar.

La clasificación

La tricolor quiso dominar y tomar el control del balón por medio de sus cerebros, James y Michael, pero el primero en avisar fue Malí, con un remate de Toure que exigió a Bonilla en una gran atajada, mientras Colombia se aproximó en jugada colectiva que terminó Ortega con un tiro desviado por la defensa.

El juego entró en un bache futbolístico, Ortega desapareció y James no se mostró, pero Malí tampoco propuso fútbol, por lo que el espectáculo deportivo se tornó aburridor. Sin embargo, el ingreso de Fabián Castillo le dio otra cara a la Selección, por el costado izquierdo del ataque nacional, y con esa explosión se contagió James, quien tuvo una opción clara con su mejor cualidad, el remate de media distancia.

Y contagiados Castillo y James, la afición despertó de nuevo y también se animó Muriel con un remate que pasó cerca, ante la mirada de los africanos, a quienes se les empezó a notar el agotamiento físico producto de la altura capitalina.

Sin embargo, esa emoción no duró mucho, el trámite volvió a neutralizarse y hasta con aproximaciones africanas que obligaron a Eduardo Lara a ingresar a Javier Calle para cerrar el mediocampo y asegurar el triunfo, con el manejo de James y la velocidad en punta de Castillo.

Y en un contragolpe, con Malí entregado, James Rodríguez se juntó con Castillo, quien se la devolvió y lo dejó solo dentro del área para que definiera de zurda y cruzado para el delirio de la afición, que redondeó una fiesta perfecta, con un alza en el juego colectivo sobre el final, gracias a la magia de James.

Así concluyó el juego, con el grito en la afición ¡Colombia, Colombia! Y la alegría que otorga la clasificación, que ahora se deberá confirmar este viernes, de nuevo en El Campín, ante Corea del Sur, mientras que Malí deberá viajar a Cali para enfrentar a la misma hora a Francia.

Galerías relacionadas:
Publicada por: FILIBERTO ROJAS FERRO Enviado especial BOGOTÁ, EL NUEVO DÍA
Etiquetas: Bogotá  futbol  malí  selección Colombia  
Particular
6:00 am a 9:00 am
11:30 am a 2:30 pm
5:00 pm a 7:30 pm